¿Qué son los colores cálidos y fríos y cómo te sientes al respecto?

Los colores y la psique: ¿amigo o enemigo?

El apasionante mundo de la psicología del color ha sido explorado, diseccionado y analizado por expertos. Debido a esto, podemos decir con seguridad que los colores sin duda afectan nuestra mente, estado de ánimo y espíritu. El color es un medio de comunicación poderoso y todos nos beneficiaríamos enormemente de comprender cómo nos afectan ciertos matices. Por ejemplo, si bien algunos colores pueden aumentar la presión arterial, otros promueven la serenidad y la tranquilidad. Desde cambios biológicos hasta cambios de comportamiento, los colores afectan nuestro bienestar de varias maneras.

Clasifique los colores en grupos de cálidos y fríos.

Los colores se dividen en dos grupos principales: cálidos y fríos. Si dibuja una línea en el centro de la rueda de colores, puede saber fácilmente cuáles son cuáles. Los colores de la derecha son cálidos y los colores de la izquierda se consideran fríos. El rojo, el naranja y el amarillo se consideran tonos cálidos, y el verde, el azul y el morado se consideran tonos fríos. La principal diferencia entre los dos es que los colores cálidos tienen las longitudes de onda más largas del espectro. Los colores fríos tienen longitudes de onda más cortas y no se mueven hacia el ojo.

¿Por qué molestarse en clasificar los colores?

Hay una ciencia detrás de la necesidad de organizar los colores. La psicología del color afirma que es importante distinguir los tonos cálidos de los fríos para saber qué reacción provocarán. Como sugiere el nombre, los colores cálidos aportan calidez, comodidad y comprensión. Los colores fríos, por otro lado, evocan imágenes de la madre tierra y la relajación al aire libre. En combinación, estos colores son más fuertes. Una combinación de tonos acogedores y tonos naturales ofrece el equilibrio ideal.

Efectos psicológicos de los colores cálidos.

Por lo general, las personas se sienten más atraídas por los tonos cálidos. El rojo, el naranja y el amarillo son intrínsecamente más acogedores que sus primos más fríos. Incluso puede sentirse más seguro cuando está rodeado de estos alegres colores. Dado que los tonos cálidos dan la ilusión de calidez, también recuerdan el esplendor del verano. Ver estos tonos puede recordarle tiempos más fáciles, viajes a la playa o diversión bajo el sol.

Los colores cálidos funcionan bien en espacios grandes y hacen que los ambientes sean acogedores y estimulantes. Si bien puede incorporar estos colores en entornos más pequeños, desencadenan reacciones más positivas en las atmósferas de la habitación. En presencia de estos tonos, puede haber una repentina oleada de energía. Estos tonos son hacedores, por lo que disfrutan de la actividad y el movimiento. Por esta razón, los gimnasios y las salas de estar a menudo se mantienen en colores cálidos.

En la publicidad, los tonos cálidos evocan una sensación de urgencia. Si una empresa utiliza rojo, naranja o amarillo en sus prácticas de marketing, es probable que intenten involucrarlo rápidamente. Interactuar con estos tonos nos impulsa a actuar. Por esta razón, verá rojo en las señales de alto, amarillo como señal de advertencia y naranja como indicación de peligro de incendio. Todas estas cosas requieren una respuesta rápida y los especialistas en marketing están familiarizados con ellas. Este inteligente esquema publicitario ha demostrado su eficacia una y otra vez.

Generalmente considerados como tonos más atrevidos, el rojo, el naranja y el amarillo llaman la atención de los transeúntes. Es difícil ignorar estos colores. Esencialmente, cautivan y fascinan a las personas. No es raro que los tonos cálidos hagan que la gente se sienta viva y animada. Estos tonos tienen la capacidad de darle vida a todo lo que tocan. También son increíblemente alegres y no sucumben a pensamientos y comportamientos negativos.

Rodearse de colores cálidos es una buena señal de una salud mental óptima. Estos colores son vibrantes y optimistas, y no tienen nada de oscuro o siniestro. El rojo, el naranja y el amarillo son muy alentadores y no matarán a nadie. Ya sea que se sienta deprimido o busque crear una atmósfera alegre, estos son los tonos a los que debe recurrir. Pronto descubrirá lo beneficioso que es tener estos colores cerca.

Efectos psicológicos de los colores fríos.

En el otro extremo del espectro hay colores fríos. Estos incluyen verde, azul y morado. Lo más destacado es que estos tonos se asocian con el aire libre. Irónicamente, funcionan mejor en espacios compactos. En habitaciones más pequeñas, los tonos fríos hacen que el área se sienta más grande. Esta es una de las muchas formas en que los colores fríos actúan como ilusiones.

El estrés, el miedo y la preocupación son sentimientos tensos. Los tonos fríos eliminan la toxicidad que acompaña a estos sentimientos negativos. En otras palabras, el verde, el azul y el morado son colores tranquilos y relajantes. Ofrecen un toque de calma que ningún otro color se acerca a imitar. Estar cerca de estas sombras puede sentirse como un soplo de aire fresco. Dada su relación con la naturaleza, no es sorprendente que sonidos tan geniales influyan en las personas.

Los colores fríos a menudo se pueden encontrar en hogares privados, especialmente en baños y dormitorios. En particular, juegan un papel recurrente en el diseño de interiores. La gente introduce estos tonos en sus hogares con la esperanza de crear un ambiente confortable. Después de todo, se sabe que el verde, el azul y el morado son calmantes y suaves. Estos colores no son duros y ofrecen una belleza sutil pero notable. Los tonos fríos funcionan mejor cuando se usan como color de acento.

La mejor parte es que los tonos fríos nos inspiran a mantener el cuerpo y la mente sanos. Los dietistas, entrenadores personales y nutricionistas podrían hacer más negocios al agregar estos tonos a sus tarjetas de empresa, logotipos, etc. Cuando vemos colores fríos, es un recordatorio de que nuestro bienestar está bajo nuestro control. Este mensaje es empoderador y puede marcar una gran diferencia. Cuando hacemos de las gafas de sol geniales una parte habitual de nuestras vidas, los beneficios nunca terminan.

Sobre todo, podemos aprender un par de cosas de los tonos fríos. Nos inspiran a buscar sabiduría y comprensión. Cuando hacemos eso, sigue el tamaño. En pocas palabras, los colores fríos nos empujan a ser mejores personas. Estos colores alentadores son de apoyo y revelan lo que los convierte en fuerzas positivas. Al igual que los tonos cálidos, los colores fríos desencadenan reacciones fuertes sin afectar nuestro comportamiento o estado de ánimo.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *