Piedra de nacimiento de julio: significado de la piedra preciosa rubí

Descubierto en India

Los rubíes son una joya preciada que se caracteriza por su tono rojo brillante y su lustre fascinante. Esta amada piedra, descubierta en la India hace 2000 años, ha resistido la prueba del tiempo. El nombre rubí se deriva de la palabra latina ruber. Ruber significa rojo, que es perfectamente adecuado para rubí. Desde las zapatillas de Dorothy hasta la tiara de la reina Isabel, algunas celebridades han popularizado el rubí.

Creencias antiguas

Después de que los indios excavaron los rubíes, quisieron darle un significado a esta gema. Lo llamaron el “Señor de las gemas”, y estar en presencia de Ruby era un honor codiciado. Con la esperanza de renacer como emperador, los indios donaron rubíes en honor a Krishna. Este gesto sagrado aseguró la prosperidad futura.

Muy valorado por los hindúes

Al igual que los indios, los hindúes veneraban los rubíes como la joya de todas las piedras preciosas. De hecho, se refirieron a él como el líder de las gemas. Los rubíes jugaron un papel tan importante en su cultura que se dividieron en clases. Cuanto más lujoso era el rubí, más prestigio se jactaba. Se tomaron esta práctica tan en serio que no se permitieron rubíes inferiores cerca de rubíes superiores. De lo contrario, la segunda categoría posiblemente podría mancillar al rubí de mayor rango. Esta era su forma de personalizar la gema.

Actitud de China

Los chinos tenían creencias similares a las anteriores. Si quisieras saber el rango de un soldado chino, echarías un vistazo a su anillo. Cuanto más roja sea la piedra, mayor será el rango. China afirmó que los rubíes estaban reservados para los valientes y poderosos. Una persona común que usaba joyas de rubí se consideraba un fraude. En pocas palabras, una gema roja era una indicación de notoriedad y valentía, y forjar esos atributos te daría una reputación desfavorable.

¿Dónde estás?

Dado que la historia de los rubíes es algo misteriosa, muchos han inventado sus propias historias. Algunas culturas antiguas creían que los rubíes crecían en los árboles. Se les enseñó que los rubíes comenzaron como pequeñas piedras preciosas blancas y eventualmente florecieron en piedras preciosas rojas. Cuando estaban lo suficientemente maduros, brillaban al sol. Solo los rubíes que brillaban estaban listos para ser arrancados.

Un obsequio de bienvenida

Los rubíes eran tan buscados que se usaban como regalo. En India, los nuevos miembros de la realeza recibieron esta joya a su llegada. Esto no solo mostró su respeto, sino que también significó la riqueza de la tierra. Cuando se descubrió un nuevo cristal de rubí, se reservó para estas ceremonias de bienvenida. Si le han regalado una de estas joyas, los que le rodean lo han tenido en alta estima.

Protege la salud mental

Los rubíes se han asociado con el sol durante siglos. De manera similar a los efectos positivos de la luz solar en la psique, se creía que los rubíes promueven la positividad. Muchos creían que los rubíes eran eficaces para proteger el corazón, la mente y el cerebro. En otras palabras, los rubíes se utilizaron para mantener el bienestar espiritual. Si un rubí se oscurecía en tu presencia, significaba que tus niveles de energía eran peligrosamente bajos.

Restaura la juventud

En la Edad Media, frotar el rubí contra la piel era una forma segura de mantenerse joven. Esta simple acción garantiza una vitalidad óptima. Los rubíes eran su versión de la fuente de la juventud. Para aquellos que temían la vejez, los rubíes eran un regalo del cielo. Sin embargo, la gente pronto se dio cuenta de que esta costumbre no prometía ningún resultado real. Afortunadamente, la actitud optimista que animó a Ruby inspiró a la gente a hacer las paces con su vejez.

Desencadena sentimientos intensos

Desde la ira hasta la lujuria, los rubíes evocan una gran cantidad de emociones fuertes. Se dice que su color rojo provoca pasión e ira. Algunas personas ven el rojo como un color intimidante y violento, lo que explica por qué evoca emociones tan poderosas. Para aquellos a quienes les gusta tener el control de sus emociones, el rubí puede hacer más daño que bien.

Un signo de coraje

Frente a los rubíes, el miedo no tiene ninguna posibilidad. Cuando se necesita valor, muchos recurren a Rubin. Cuenta la leyenda que los rubíes nos permiten pasar la vida sin preocupaciones. Una persona que posee ruby ​​es una fuerza a tener en cuenta. Con el poder que ofrece Rubin, se hace posible una vida plena. Ruby recoge todo el mal y no deja lugar para nada más que la felicidad.

Equilibra el corazón y la mente

No es raro que el ritmo frenético de la vida nos haga perder el equilibrio. Si es así, Ruby promete volver a encarrilarnos. Esta impresionante joya nos ayuda a encontrar la paz en fases de la vida que de otro modo serían caóticas. Cuando el agotamiento muestra su fea cabeza, Ruby nos da la energía que necesitamos para seguir adelante. Estimula el chakra del corazón y, a su vez, revela la alegría de vivir.

Desintoxicante

Los contaminantes son comunes en nuestro cuerpo. Estas toxinas destruyen nuestro estado físico y mental. Los rubíes intentan erradicar estas impurezas. Se dice que los rubíes tratan la fiebre, las enfermedades y la inflamación. Además, ayudan a estabilizar el sistema circulatorio mejorando el flujo sanguíneo restringido. Según creencias antiguas, los problemas de riñón, bazo e hígado también se pueden remediar con rubí.

Enciende la pasión

Cuando sienta que se está volviendo apático, el rubí puede curar su desinterés. Los rubíes impulsan nuestro impulso, lo que nos permite disfrutar de las pequeñas cosas. Los rubíes forman una mente positiva y alentadora. Como resultado, nos beneficiamos del optimismo. Los rubíes nos recuerdan que la negatividad no tiene sentido y no es buena para una vida gratificante.

Fortalece la fuerza emocional

La perseverancia emocional es quizás la habilidad más difícil de dominar. Ruby nos ayuda a darnos cuenta de que somos lo suficientemente fuertes para enfrentar los desafíos más difíciles de la vida. Al eliminar la duda, Ruby nos permite conquistar todo lo que se nos presente. Con una dosis de esperanza y resistencia, Ruby cree que podemos vencer a nuestros demonios. Ruby conoce la importancia de tener una buena pelea. Debido a esto, esta joya nos sirve como animadora.

Resolución de conflictos

Como piedra calmante natural, el rubí resuelve conflictos sin esfuerzo. Ruby honra el poder de la reconciliación y ayuda a reparar las relaciones rotas. Si una discusión parece demasiado grande, comuníquese con Ruby. Ruby te mostrará lo triviales que son las disputas. Esencialmente, Ruby es un amante y todo lo que quiere es vernos ser felices en nuestras relaciones.

Un símbolo de amor

Las joyas de rubí son ideales para el día de San Valentín y representan cariño y compromiso. Muchos atribuyen las cualidades apasionadas de Ruby a su tono rojo. Si quieres mostrarle a tu pareja lo mucho que significan para ti, Ruby es la manera perfecta de localizarlos. También es un excelente regalo de aniversario. En particular, las parejas que han estado juntas durante 15 o 40 años suelen utilizar rubíes para expresar su amor.

Una joya alegre

Ruby nos dice que abracemos la alegría con la mayor frecuencia posible. Así es como conocemos la verdadera felicidad. Según Ruby, deberíamos dejar de lado cualquier preocupación que tengamos sobre la vida. Dejarnos llevar por el cinismo no solo nos desanimará, sino que también desencadenará un pensamiento distorsionado. La naturaleza edificante de Ruby es el antídoto contra la tristeza.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *