El simbolismo de los colores en la religión.

Echemos un vistazo a cómo el color ayuda a expresar las creencias fundamentales de las principales religiones del mundo.

Colores en el cristianismo

Si bien los colores simbólicos son raros en la Biblia, el color se usa ampliamente en el cristianismo, principalmente en decoraciones litúrgicas como banderas y vestimentas.

  • El negro, que representa la muerte, es el color litúrgico del Viernes Santo. También puede representar el pecado que conduce a la muerte.
  • El azul, el color del cielo, simboliza el cielo y la verdad y está ganando popularidad como un color de Adviento para distinguirlo de la Cuaresma (ver púrpura a continuación).
  • El verde es el color de la vida vegetal y la primavera y, por tanto, representa el triunfo de la vida sobre la muerte. Es el color litúrgico para la temporada de la Santísima Trinidad en algunas denominaciones y también se usa durante la Epifanía.
  • El púrpura, el color del arrepentimiento y el duelo, es el color tradicional de Adviento y Cuaresma. El púrpura también es el color de la familia real y muestra la anticipación y recepción del “Rey” venidero (Jesucristo), que se celebra en Adviento.
  • El rojo, color de sangre y fuego, es el color litúrgico de Pentecostés y en memoria de los santos mártires.
  • El blanco, símbolo de pureza, inocencia y santidad, se usa en Navidad y Pascua y, a veces, se representa con plata.

Colores en el budismo

En el budismo, especialmente en el tibetano, todos los los cinco colores del budismo (pancha-varna) simboliza un estado mental, un Buda celestial, parte del cuerpo, parte de la palabra mantra hum o un elemento natural.

En el budismo, el azul y el negro a veces son intercambiables.

A finales de mayo, en la luna llena del mes lunar, los budistas observan Vesakha, el día en que Buda nace y se ilumina. Los devotos honran la ocasión vistiendo sencillas túnicas blancas para orar. Pero sus pensamientos y espíritus serán un arco iris de colores.

En el budismo, el color es mucho más profundo que la decoración de la superficie; simboliza el estado de ánimo. Los budistas creen que meditar en los colores individuales y sus esencias es una forma de lograr la transformación espiritual.

  • El azul, por ejemplo, simboliza el frío y el infinito. Oximorónicamente, la emoción asociada con el azul es la ira, pero se cree que meditar sobre el color convierte la ira en sabiduría.
  • El rojo simboliza sangre, fuego y fuerza vital. Está relacionado con el concepto de sumisión, pero a través de la meditación sobre el color, los budistas creen que la ilusión del apego se puede transformar en la sabiduría del discernimiento.

El estado más elevado de todos es alcanzar el “cuerpo del arco iris” cuando la materia desnuda se transforma en luz pura. Así como el espectro de la luz visible contiene todos los colores, el cuerpo del arco iris significa el despertar del yo interior a todo el conocimiento terrenal posible antes de que se cruce el umbral del estado de nirvana.

Los colores del hinduismo: rojo vital y azafrán sagrado

Los diseñadores y devotos hindúes tienen una cosa en común: ambos saben que el color juega un papel importante en la creación de un ambiente que mejora el estado de ánimo y el bienestar.

En el hinduismo, se cree que el uso correcto del color hace que las personas sean felices y alegres.

Los artistas hindúes usan el color al representar deidades para simbolizar sus cualidades esenciales.

  • El rojo, signo de sensualidad y pureza, es el tono utilizado en ocasiones importantes como bodas, nacimientos y celebraciones. Las novias usan saris rojos y se ponen polvos rojos en la parte superior del cabello, y después de la muerte, el cuerpo de la mujer se envuelve en una tela roja para la cremación. Se arroja polvo rojo a las estatuas sagradas durante la oración, y las deidades valientes a menudo se muestran vestidas de rojo.
  • El azafrán, el color naranja quemado de la preciosa especia, también es un color sagrado en el hinduismo. Representa el fuego y la quema de impurezas, y es el color que visten los santos.
  • El amarillo es el color del conocimiento y el aprendizaje, la felicidad y la paz. Lord Vishnu, Lord Krishna y Ganesha se muestran tradicionalmente vestidos de amarillo, y las chicas solteras visten de amarillo para atraer a una pareja y alejar a los espíritus malignos.
  • El azul es un color atrevido y masculino que simboliza determinación y carácter fuerte. En el arte religioso hindú, los señores Rama y Krishna, que se dedican a proteger a la humanidad y destruir el mal, a menudo se representan en azul con caras azules.

Significado de los colores en el Islam: una tradición verde

Cuando visite mezquitas y otros lugares sagrados islámicos, probablemente verá mucha vegetación. La arcilla tiene un lugar especial en el Islam y se usa a menudo para representar el Islam ante otras religiones del mundo.

¿Por qué es tan importante el verde? Algunos dicen que el verde era el color favorito de Mohammed y que usaba una capa y un turbante verdes. Otros creen que el color simboliza la vegetación y la vida.

En el Corán está escrito que los habitantes del paraíso llevarán ropas verdes hechas de fina seda.

El color verde está tan estrechamente asociado con el Islam que estuvo ausente en muchos escudos europeos medievales.

Durante las Cruzadas, el verde era el color utilizado por los soldados islámicos, por lo que los soldados cristianos generalmente lo evitaban.

Simbolismo del color en el judaísmo: True Blue

El azul a menudo se asocia con la fe judía porque es el color utilizado para las decoraciones de Hanukkah.

Pero el sonido tiene un significado simbólico mucho más profundo. El azul representa el cielo y la espiritualidad.

Los israelitas usaban un tinte indio llamado tekhelet para teñir ropa, sábanas y cortinas.

En la Torá, a los israelitas se les ordena teñir uno de los hilos de su chal de oración con tekhelet para que cuando lo vean piensen en el cielo azul y en Dios sobre ellos en el cielo.

El azul también está asociado con los 10 mandamientos.: Cuando Moisés y los ancianos subían al monte Sinaí, vieron a Dios de pie sobre un pavimento de zafiro, y las tablas de la Ley estaban hechas de piedra de zafiro.

El rojo y el blanco también son importantes en el judaísmo. El rojo simboliza la sangre y el pecado, mientras que el blanco representa la pureza del pecado.

El rojo, el blanco y el azul representan el fuego, el agua y el aire, y también representan el juicio, la bondad y la misericordia.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *