Cómo la terapia del color o la terapia del color pueden curar su cuerpo

Todos sabemos que la luz se compone de colores. Además de los colores, la luz también se compone de elementos químicos y emocionales, ya que emite calor, electricidad y magnetismo. La luz, junto con los colores que la componen, se puede utilizar para curar la mente, el cuerpo y el alma. Este es el principio básico de la cromoterapia o cromoterapia.

Los diferentes colores tienen diferentes efectos en la mente y el cuerpo. Hoy existe una amplia evidencia que ha documentado estas reacciones orgánicas en la flora y fauna de la tierra. Los poderes y propiedades de cada objeto están determinados por el color de ese objeto. Incluso el lenguaje que usamos los humanos denota esto, por ejemplo:

Rosa de la salud

Lunes por la mañana blues

verde de la envidia

Terapia del color para la mente y el alma

Según la autora Carol Jackson, en su libro Color Me Beautiful, la cromoterapia o la cromoterapia se pueden utilizar para fortalecer la mente y el espíritu. Ella da un ejemplo de cómo ciertos colores usados ​​en la propia ropa pueden ayudar a resaltar el color de los ojos, el cabello, etc. del usuario. Dado que algunos colores nos favorecen y nos complementan, naturalmente nos sentimos más seguros usándolos. Al elegir una paleta de colores que se adapte a nuestra personalidad, podemos desempeñarnos mejor en la vida profesional y personal.

Hoy en día existe una amplia evidencia científica que muestra cómo respondemos al color emocional y psicológicamente. Ya en el pasado; Artistas como Rembrandt y Miguel Ángel utilizaron colores para transmitir simbólicamente mensajes en sus pinturas. También se sabe que la cromoterapia moderna estimula emociones y sentimientos, como:

  • Vitalidad y pasión (rojo)
  • Optimismo y expansión (naranja)
  • Curación y crecimiento (verde)
  • Alegría y creatividad (amarillo)
  • Terapia de color para el cuerpo

    La terapia del color utiliza colores basados ​​en sus propiedades eléctricas y térmicas para curar el cuerpo. Algunos colores realmente enfrían y calman los nervios (por ejemplo, violeta oscuro, índigo, etc.) mientras que otros pueden estimular o calentar la sangre (por ejemplo, rojo anaranjado o rojo oscuro, etc.).

    Veamos algunos ejemplos de cromoterapia para curar el cuerpo:

  • El rojo se usa en la terapia del color para estimular y aumentar los efectos de la sangre arterial. Por ello, medicinas rojas como pimiento, clavo, bálsamo de Perú, cedro rojo y almizcle, etc. se utilizan para estimular el oxígeno en la sangre. Del mismo modo, el vidrio rojo o la pintura roja que se usa en las habitaciones se pueden usar para entusiasmar y animar a los pacientes. Los baños de color rojo y la terapia de luz roja han ayudado a los pacientes a recuperarse de un estado de parálisis total.
  • Las drogas amarillas son principalmente eméticos. El cáñamo indio, la raíz de sangre, la manzana de mayo y el sen, etc., son algunos laxantes y laxantes de color amarillo o rojo amarillento. La luz solar amarilla se puede realzar con un vidrio amarillo para tratar a pacientes con irritación bronquial crónica y resfriados, etc. Se sabe que beber agua en botellas de vino amarillo ayuda con el estreñimiento severo.
  • Los colores azul y violeta tienen propiedades eléctricas y de refrigeración. Los medicamentos como belladona, acónito, dedalera, cornezuelo de centeno, etc. se utilizan para tratar la diarrea, el delirio y la diuresis, que se deben al sobrecalentamiento del cuerpo. En realidad, una mezcla de té verde azul y amarillo es conocida por sus propiedades antioxidantes y astringentes que ayudan a estimular la inmunidad. La terapia de color de luz azul ha ayudado a curar la ciática e incluso casos complejos de hemorragia pulmonar. El azul y el blanco juntos en la cromoterapia han ayudado a curar el reumatismo, el nerviosismo y la discapacidad cuando los tratamientos médicos convencionales han fallado.
  • Los mejores colores utilizados en cromoterapia para curar diferentes partes del cuerpo.

  • Cerebro y nervios– Colores calmantes para los nervios como el azul, el violeta y el índigo.
  • Cuello y tórax– Azul cobalto por sus propiedades de enfriamiento y calentamiento.
  • Indigestión– Rojo y amarillo para estimular los jugos digestivos y azul y morado para estimular la saliva.
  • Enfermedades de las extremidades inferiores– Colores cálidos como naranja y rojo anaranjado.
  • Precaución y contraindicaciones de la cromoterapia.

    Los colores pueden curar, pero también pueden tener efectos dañinos y desastrosos. Por ejemplo, si los nervios están sobreexcitados o irritados, o si un paciente tiene palpitaciones, fiebre alta, inflamación y neuralgia, etc., no se deben usar rojos amarillos o anaranjados. El azul, el índigo y el violeta también deben evitarse en caso de parálisis, gota, reumatismo o resfriado, etc., ya que estos colores son extremadamente refrescantes y constructivos.

    Finalmente

    La cromoterapia o cromoterapia es uno de los métodos de curación más antiguos utilizados en diferentes partes del mundo. Cuando se usa correctamente, puede ayudar a aprovechar la energía de la luz solar para aumentar la capacidad de curación natural del cuerpo y no solo para curar enfermedades, sino también para prevenirlas.

    Share on facebook
    Share on pinterest
    Share on whatsapp
    Share on telegram
    Share on twitter

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *